Es muy importante resaltar que el hecho acontecido en el Jordán, en el que, Juan bautiza a Jesús, iniciando así su vida pública, y a los tres días, fue invitado junto con sus discipulos, a la celebración de una Boda en Caná de Galilea, y sin saber, que también María su Madre, había sido invitada. En esta Boda en Caná, se observa como Maria Madre de Dios y madre nuestra, iluminada por la luz del Espíritu Santo, da continuación a la misión que fue encomendada a él en la tierra.
Con este suceso, representa la redención, un nuevo vino, la nueva alianza, el vino de su muerte y resurrección.

Responder